01/07/2009

O Alcalde de Portas imputado por fraude fiscal (II)

El alcalde de Portas declara ante el juez por supuestas facturas falsas en sus empresas
Prestó declaración ayer en Caldas durante más de una hora
El alcalde de Portas, Roberto Vázquez, fue imputado ayer por un presunto delito fiscal cometido en una de sus empresas en el año 2005. La firma en cuestión es Pazos Souto, que tenía su centro de trabajo en la isla canaria de Fuerteventura, de la cual el primer edil es propietario y administrador único. Según el fiscal de asuntos económicos, Augusto Santaló, Vázquez habría presentado facturas por valor de 600.000 euros, referidas a unas obras que supuestamente nunca existieron. Con esta operación habría dejado de pagar a la Hacienda Pública la cantidad de 151.452, 15 euros, el importe que ahora se le reclama.El regidor de Portas se presentó ayer en el juzgado número 1 de Caldas de Reis a las doce y media de la mañana, y prestó declaración durante más de una hora en compañía de sus abogados. A la salida de las instalaciones judiciales, Roberto Vázquez restó importancia al asunto y negó los cargos que se le imputan."É unha das miñas empresas que traballou no ano 2005 en Fuerteventura -explicó- da que din que as contas non están ben. Para nós están ben e eles din que non, nada máis ca eso. Non fixemos nada raro, ao contrario, seguimos mantendo que as contas están ben. Os contables así o fixeron, é unha cousa de contabilidade", subrayó.Respecto a su declaración, Vázquez afirmó que dejó las cosas claras."As preguntas que me fixo as contestéi, e creo que quedou claro que está ben. Non creo que estea nada mal, sinceramente. Confío plenamente nas persoas que me levaban a contabilidade e non teño nada que ocultar", concluyó el edil.El fiscal responsable del caso es Augusto Santaló, especialista en delitos económicos de la Audiencia Provincial de Pontevedra. Santaló relató con detalle su versión de los hechos. "Está imputado por un delito fiscal por el impuesto de sociedades correspondiente al ejercicio de 2005. Se refiere a unas obras, unos edificios que realizaba en Fuerteventura Pazos Souto, empresa de la que es socio único. La Agencia Tributaria y el Ministerio Fiscal entienden que se han aportado unos gastos superiores a los justificados, y por lo tanto hay que regularizar la cuenta tributaria".La cantidad supuestamente defraudada superaría los 120.000 euros, a partir de la cual se convierte en un delito fiscal. "Supongo que ellos se intentarán justificar, pero eso ya es un tema de la defensa. Ellos dicen que los gastos son justificados y que eran perfectamente correctos y estaban bien tarificados. Nosotros entendemos que no, que gastos por importe de 600.000 euros no estaban justificados, por lo que hay que aumentar la cuenta tributaria", continuó el fiscal, muy seguro de sus argumentos."Si se retiran esos gastos la base imponible sube y por lo tanto la cuenta tributaria debe aumentar", explicó Santaló. El fiscal señaló que Vázquez argumenta que él no se encargaba de esas obras en concreto. "Dice que esas obras se las llevaba un hombre de confianza de Canarias". Sin embargo, parece tener clara la culpabilidad de Roberto Vázquez, por lo que solicitará el juicio oral. "No sé si ellos pedirán pruebas. Por mi parte el asunto está bastante zanjado y aclarado, no voy a solicitar nada más, y me imagino que pediré la apertura del juicio oral. No sé lo que hará la abogacía del Estado, y la defensa de ellos supongo que pedirá periciales", concluyó Santaló, que dejó entrever que la cuestión es irrebatible.
Roberto Vázquez, a la entrada de los juzgados de Caldas en compañía de sus abogados

Ningún comentario: